Fundación Amigos de las Abejas
 

La vida diaria de las abejas nos enseña con su ejemplo  a trabajar por el bien común, a convivir en sociedad, a respetar las leyes naturales y el medio ambiente. ¡Bienvenidos al apasionante mundo de las abejas¡

 

 

 

 

 

Las abejas y la apicultura un reto para la Humanidad

Las abejas y los seres humanos llevamos conviviendo sobre la tierra desde el inicio de los tiempos; tan pronto supimos de la existencia de su rica y nutritiva miel pusimos en marcha nuestro primer reto; conseguir apropiarnos de ella, una escena de esta actuación la tenemos en la cueva de la araña de Bicorp (Valencia) también en numerosas pinturas rupestres diseminadas por diferentes continentes, para protegerse de las picaduras de las abejas en aquellas épocas prehistóricas,  se embadurnaban el cuerpo con una gruesa capa de grasa o barro. 

El descubrimiento del humo como apaciguador de las abejas fue quizás uno de los mayores descubrimientos humanos de la antigüedad, con el se consiguió acceder mas fácilmente y con menos peligro al dulce manjar que era en tiempos remotos la miel.

Las abejas fueron consideradas por casi todas las culturas como animales sagrados. Las pinturas dejadas sobre las tumbas de los Faraones reflejan el arte de la crianza de las abejas, el uso del humo y las colmenas fijistas hechas con vasijas de barro cocido, muestran como los seres humanos habíamos resuelto la domesticación parcial de las abejas hace 10.000 años. 

Los continuos inventos hechos en fechas relativamente recientes, hacen que la apicultura sea mucho mas productiva; el invento de los cuadros de panales móviles, la centrifugadora o extractor de miel, los conocimientos biológicos de su reproducción etc. estos hechos ponen de manifiesto, la necesidad del ser humano de saber más y mejorar todo lo que hace. 

En los últimos tiempos hemos comprobado la enorme importancia que tienen las abejas en los ecosistemas terrestres, la biodiversidad de plantas y animales dependen en gran medida de este pequeño insecto, su importancia crece al mismo ritmo que disminuye su número.

Los problemas que tienen las abejas en los últimos 20 años han crecido de forma alarmante; la globalización conlleva el traslado de patologías entre las especies de abejas distintas, provocando que enfermen y mueran por una complejidad de causas y factores que dificultan un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo.

El uso continuado de tratamientos contra el acaro Varroa desde que esta hizo su aparición en la década de 1980, a convertido a la abeja en un insecto incapaz de sobrevivir sin el apicultor que las cuida y las protege.

 El uso de cultivos transgénicos y el empleo de productos químicos para producir más y mejor en la agricultura, crean nuevos riesgos insuficientemente evaluados a largo plazo para nuestras abejas.

A estos hechos conocidos hay que sumar la destrucción a un ritmo cada vez más acelerado de los ecosistemas naturales, los incendios, la contaminación ambiental y el cambio climático, por citar algunos de los problemas más importantes.

Hoy, la abeja melífera depende exclusivamente de los apicultores, los problemas sanitarios que padecen la han convertido en un insecto fármaco-dependiente que unido a su baja rentabilidad hace muy difícil el relevo generacional de esta profesión milenaria.

Por todo ello la Fundación Amigos de las Abejas desarrolla una serie de proyectos, unos encaminados a concienciar a la sociedad sobre la importancia de las abejas y sobre su papel en la biodiversidad de los ecosistema terrestres; otros destinados a fomentar la apicultura y la polinización de ecosistemas en peligro.

  Para el próximo año 2013 la Fundación Biodiversidad ha seleccionado en concurrencia competitiva nuestro proyecto “Acciones de investigación y fomento de la polinización de ecosistemas, mediante la apicultura natural”, estamos concretando el alcance del mismo pero básicamente se realizaran las siguientes actividades:

 1ª Colmenares de polinización. Se instalara un colmenar de polinización que también será de investigación denominado “Colmenas cero tratamientos”.

2ª Colmenas para el comienzo de la actividad. Pondremos a disposición de apicultores noveles mas de 100 colmenas en grupos de seis para que puedan realizar sus primeras practicas, tendrán preferencia quienes estén en paro.

3ª Recuperación de enjambres. Mantendremos un teléfono de atención ciudadana que ayudara a resolver los problemas que provocan los enjambres que se instalan en zonas habitadas mediante una red de apicultores que voluntariamente se ofrecen a retirarlos.

“Colmenas cero tratamientos”. Esta línea de investigación, apenas considerada en España, busca dejar a las abejas ser abejas, que desarrollen su propia naturaleza que las ha permitido a lo largo de millones de años sobrevivir,  potenciando su comportamiento defensivo contra el ácaro Varroa mediante el diseño de una colmena que reproduzca  las condiciones observadas en colmenas naturales que mejor han soportado al ácaro.

El objetivo final del proyecto es obtener resultados sobre  la viabilidad de colmenas sin tratamientos mediante prácticas naturales frente al ácaro Varroa y sentar las bases para futuras líneas de investigación y desarrollo de apicultura sin fármacos.

Todas las actividades de los proyectos son realizadas totalmente o en parte por voluntarios, cerca de 60 personas han colaborado de forma directa con la Fundación, por dicho motivo, porque estas personas son imprescindibles para seguir trabajando en defensa de las abejas y la apicultura, a todos ellos desde aquí queremos agradecerles  su tiempo, su dedicación y su esfuerzo.

 

 

Luis Pérez Ventosa

Presidente de la Fundación Amigos de las Abejas