Fundación Amigos de las Abejas
 

La vida diaria de las abejas nos enseña con su ejemplo  a trabajar por el bien común, a convivir en sociedad, a respetar las leyes naturales y el medio ambiente. ¡Bienvenidos al apasionante mundo de las abejas¡

 

Principal
Quienes somos
Donde estamos
Proyectos de la Fundación
Iniciarse en la apicultura
Las abejas
La Apicultura
La polinización
Productos toxicos
Cursos de apicultura
Documentos
Ferias/Congresos
Salvar los enjambres
Patrocinadores
Noticias anteriores
Enlaces

Requisitos para legalizar las colmenas ] Legislación ]

   Como iniciarse en la apicultura

    La apicultura esta definida como el arte de criar abejas y cosechar miel más hoy en día esta actividad lleva asociada una gran responsabilidad con la naturaleza ecosistemas y medio ambiente, solo aquel que sienta respeto y admiración por la naturaleza podrá llegar a ser un buen apicultor.

    Hacerse apicultor, no requiere grandes inversiones ni posesión de terrenos, pero si requiere un profundo conocimiento de la biología de las abejas, las técnicas de manejo de las colmenas modernas y las enfermedades mas importantes que padecen.

   Por ello es recomendable hacer un curso de iniciación a la apicultura, donde se enseñan todas estas cosas y además se tenga un primer contacto con la actividad apícola.

    Con esos conocimientos básicos se puede empezar, siempre con pocas colmenas, seis es un buen número, comenzar con muchas más, lleva un riesgo, la experiencia propia es fundamental, al apicultor novel le surgirán situaciones nuevas que muchas veces tendrá que resolver solo y en el campo.

    Un par de años de experiencia como mínimo permiten conocer los pormenores de la apicultura y entonces podremos decidir entre mantener la actividad como hobby, profesionalizarnos o abandonar.

    La apicultura es una actividad sana y relajante si se toma como hobby,  pero también puede ser peligrosa y frustrante, las picaduras a las que estamos sometidos pueden despertar la alergia al veneno, se conocen casos de apicultores muertos por picaduras de abejas, por ello es recomendable acudir a una consulta de alergia para determinar si somos alérgicos antes de comenzar esta actividad.

    La colmena debe contemplarse como un solo organismo viviente capaz de regular su temperatura y humedad interior, alimentarse y almacenar reservas como una gran ciudad cuyos habitantes son las abejas, defenderse tanto de organismos menores bacterias, hongos etc. como de animales mayores ratones, abejarucos, lagartos, osos, seres humanos etc.

    El apicultor debe facilitar que ese organismo se mantenga vivo, adaptando su volumen a las necesidades de expansión y reducción que requiere, reduciendo las piqueras en invierno para que no entren ratones y agrandándolas en verano para facilitar el ir y venir incesante de abejas, alimentando si se quedan con pocas reservas, poniendo sombra en verano y abrigándolas en invierno, que no toquen las maderas el suelo, procurando haya agua en las cercanías en verano, esas cosas y otras muchas solo se aprenden con la experiencia.

    Si después de realizar un curso  de apicultura, seguimos decididos, hay que buscar un lugar donde instalar las colmenas, que tenga abundante flora melífera, puede servir la finca de un familiar, en el monte de un pueblo etc.

  Será necesario un permiso por escrito del particular o de la entidad propietaria del terreno y dar el siguiente paso legalizar las colmenas 

 

 
tpmfvmty919 Movie torrent revolution on your computer. All popular films.5ac9